El sexo nos hace felices pero no por el motivo que piensas

Actualización: Hola, cambiamos de host y ahora estamos en www.psicologiaparatodos.net Ahí seguimos con las mejores noticias de psicología y el estilo de siempre, todos son bienvenidos!

 

Existe una gran cantidad de estudios que demuestran la relación entre la frecuencia con la que tenemos sexo y la felicidad. Sin embargo, hay otras actividades placenteras que no nos proporcionan una felicidad tan duradera como mantener relaciones sexuales ¿Qué hace diferente al sexo?

Un equipo de psicólogos de las universidades de Toronto y Fribourg realizaron una serie de experimentos y llegaron a la conclusión de que lo que realmente nos da un sentimiento de felicidad más duradero no es el sexo, sino los abrazos y caricias que le siguen.

Anik Debrot y sus colegas, realizaron una gran encuesta a más de 400 participantes en la que debían responder preguntas sobre con qué frecuencia tenían sexo, qué tan afectuosos eran en sus relaciones (abrazos, besos, caricias, etc) además de pedirles que evaluaran su nivel de satisfacción con la vida, o sea con qué frecuencia sentían emociones positivas.

Los primeros análisis de resultados llegaron a conclusiones obvias, existía una fuerte conexión entre tener más sexo y sentir más emociones positivas. Sin embargo, en el momento en que se incluyeron los niveles de afecto en la ecuación, la relación entre sexo y felicidad se debilitó en favor de la relación entre afecto y felicidad. Estos resultados indicarían que la relación entre el sexo y la felicidad está mediada por la afectividad, el sexo nos hace felices porque promueve el afecto.

El mismo equipo de psicólogos realizó otro estudio con 106 parejas casadas. Se les pedía que llevaran un diario durante 10 dias en el que, entre otras cosas, anotaran su actividad sexual, sus momentos de afecto con su pareja, sus sentimientos y emociones. Al igual que el experimento anterior los resultados mostraron como tener sexo aumentaba las emociones positivas pero sólo porque el éste iba de la mano con momento de mucho afecto y cariño. De hecho sólo el 4,2% de las relaciones sexuales no incluían comportamientos de afecto. Luego de 6 meses de este experimento los investigadores se volvieron a poner en contacto con los participantes y volvieron a evaluarlos. De nuevo, una mayor actividad sexual se relacionaba con una mayor satisfacción en la relación pero solo cuando el sexo iba acompañado de emociones positivas. big-spoon-cuddle

Debrot explica que cuando las personas tenemos sexo, no solo buscamos una conexión de intimidad sino también experimentar mayor afecto. El sexo no sólo es beneficioso por sus efectos psicológicos y su efecto placentero, sino también porque promueve una conexión con la pareja mayor y más fuerte.

Estos resultados pueden ser útiles para aquellas parejas que por cualquier motivo no pueden tener sexo, para que se esfuercen en mantener una relación de afecto para mejorar el bienestar de la pareja. También puede ser visto de forma que el sexo compensa la falta de afecto en parejas que tiene dificultades en la expresión de la afectividad.

El sexo sin afecto es posible y es igual de placentero que el sexo con afecto, pero este último nos aporta un plus que nos hace sentir más emociones positivas, por ello siempre reivindico la importancia de la cuchara.

Autor: Santiago Salvatori

facebook_318-136394 Facebook instagram-androidInstagram twitter-androidTwitter


Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s